Tercer informe de Graciela Martínez-Zalce.

Análisis de las constantes transformaciones en las estructuras políticas, económicas y socioculturales de América del Norte

Foto: Francisco Parra.

En sus tres décadas de existencia, el Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) ha analizado las constantes transformaciones en las estructuras políticas, económicas y socioculturales de México, Estados Unidos y Canadá. “El desarrollo de nuestra labor sustantiva, la investigación, ha supuesto generar conocimiento de vanguardia para interpretar lo que sucede en la región”, afirmó su directora, Graciela Martínez-Zalce Sánchez.

Al ofrecer el tercer informe de labores, 2019-2020, al frente de esa entidad, expuso que para lograr este objetivo, los investigadores han conformado grupos de trabajo dentro y fuera de la Universidad, en el marco de proyectos multi, trans e interdisciplinarios que aseguran la pertinencia, actualización y continuidad de los mismos.

En la sesión virtual, la coordinadora de Humanidades, Guadalupe Valencia, felicitó a la comunidad del CISAN, que cumplió 30 años. “En estas décadas de labor incesante, el Centro ha experimentado algunos cambios; hoy organiza su tarea de investigación en líneas esenciales, en función de los retos coyunturales que enfrentan los países de la zona norte de América”.

Reconoció que la planta académica de esa instancia es multidisciplinaria y heterogénea, y por lo tanto muy rica, pues participan sociólogos, juristas, filólogos, internacionalistas, cineastas o lingüistas, lo que no sólo lleva a estudios más profundos, sino además con perspectivas diversas que enriquecen su investigación.

Logros

Entre otros logros del CISAN, la coordinadora destacó la publicación de Migrario, Destino, Tránsito y Retorno, información para migrantes en la zona fronteriza de Estados Unidos, dirigida por Alejandro Mercado Celis, en la que intervino casi una docena de académicos de esa entidad. Se trata de guías que pueden salvar vidas, de una muestra de solidaridad de una comunidad académica que conoce a fondo el tema migratorio y que lo traduce en manuales para nuestros hermanos migrantes. “Ojalá pudiera distribuirse masivamente”.

Al continuar con su informe, Martínez- Zalce detalló que en el Centro trabajan 88 personas; este año, la plantilla estuvo conformada por 23 investigadores cuyo trabajo da cumplimiento a la misión de esa instancia de generar y difundir conocimiento nuevo, de frontera, inter y transdisciplinario, materializado en propuestas novedosas para atender los problemas de una de las regiones más dinámicas y complejas del mundo.

En el periodo, puntualizó, un investigador se incorporó a la planta académica y dos más se promovieron; 74 por ciento de los investigadores del Centro pertenece al Sistema Nacional de Investigadores, lo cual representa un aumento de 14 por ciento con respecto al año anterior. Del total de ellos, 20 tienen doctorado, dos son doctorantes y una es maestra.

Además, 22 personas desarrollan labores técnico-académicas. “Su trabajo especializado permite efectuar actividades de documentación, investigación, docencia, así como de difusión y publicación de nuestros resultados”, añadió la directora.

Seis líneas institucionales de investigación articulan una red funcional que permite profundizar en la realidad de la región de estudio. El objetivo de esta amplia propuesta temática, dijo, es analizar no sólo las problemáticas coyunturales, sino sobre todo, fenómenos políticos, económicos, sociales y culturales en el mediano y largo plazos.

Graciela Martínez-Zalce señaló que uno de los principales objetivos del plan de desarrollo institucional de su administración ha sido la conformación de una red amplia que vincule a especialistas que, dentro y fuera de la Universidad, hacen investigaciones sobre la región. Así, en el marco de los 30 años del CISAN, se logró la articulación de la Red de Norteamericanistas que, a un año de su creación, cuenta con 145 miembros procedentes de universidades públicas y privadas de México, Estados Unidos, Canadá, Europa y el Caribe.

La Biblioteca Rosa Cusminsky es la más completa entre las especializadas en estudios norteamericanos en el país. Su acervo está integrado por más de 30 mil ejemplares, y en el periodo reportado se establecieron convenios de préstamos interbibliotecarios y de canje y donación con otras entidades académicas, entre otras acciones.

Por último, la titular del Centro refirió que el repositorio institucional MiCISAN realizó una intensa labor de difusión en diferentes foros académicos. También sumó servicios de valor agregado entre los que se encuentran el acceso a los datos de investigación y el descubrimiento de recursos ocultos y estadísticos. Sus cinco mil 75 objetos digitales lo convierten en una plataforma modelo para otras entidades de la Universidad.

Categories:

Tags:

No responses yet

Leave a Reply

en_USEnglish
es_MXSpanish en_USEnglish